jueves, 28 de enero de 2016

Outfit de invierno

Por fin vengo con novedades. También, por fin llegó el frío a Sevilla y por eso, os traigo un look perfecto para un día de frío. Tampoco para un tremendo frío como, por ejemplo, en el norte. Estamos hablando del frío del sur, que no llega a ser extremo. 


Este look que os presento es entre arreglado y casual, el cual, dependiendo cómo lo combinéis, por ejemplo, a la hora del calzado, determina si puede también servir como un look de fiesta.

Puede ser un outfit perfecto para pasear durante la tarde-noche, para una cena informal e incluso como ya he dicho, puede derivar en un buen look fiestero.



En este caso, yo he escogido unas botas negras de piel con terminación en ante y cremallera dorada, que aunque no sean unos buenos tacones y no determinan un estilo excesivamente arreglado, podríamos encontrarnos en el punto intermedio entre arreglado e informal. Es decir, ni muy arreglado, ni muy casual. Estas botas son geniales porque no hay tacón más cómodo, podría andar con ellas horas, a la vez que abrigan.  Las botas son de Zara, de una de sus últimas nuevas colecciones.

He empezado describiendo el calzado para que vieseis el contraste entre un buen tacón alto y el estilo de bota que llevo en el outfit.

La camisa que llevo es de gasa blanca y la parte trasera cambia el tejido a un algodón muy fino. El corte del escote, para las que tenemos pecho, nos ayuda a estilizarlo un poco. Esta camisa es de Mango, y cabe destacar que la llevo siempre por debajo de la falda para que quede más chic.

Si hace muchísimo frío, además de la ropa interior en colores beiges, nudes; podríamos añadir un body o camiseta fina interior que nos mantenga abrigados los costados. Las que más me gustan son las de Intimissimi o Calvin Klein, por ejemplo.



La falda, de Pimkie, es un imprescindible este invierno en nuestro armario. Es una prenda bastante trendy y la podéis puedes encontrar en múltiples formas y tiendas, pero el color y el tejido son lo esencial. El ante de color marrón casi albero, combinado con el blanco de la camisa es una clásica mezcla de colores que nunca pasa de moda.

Esta falda, bastante cómoda, al solo tener la cremallera central, para las personas de baja estatura como es mi caso; mejor combinarla siempre con un zapato con tacón (ya sea taconazo o tacón más normal para diario) ya que no es una falda muy corta y siempre nos estilizaría más el uso de un zapato alto. Por ejemplo, el uso de unas bailarinas, en el caso de las chicas de baja estatura no sería el calzado perfecto para este look.



Pasamos a describir la chaqueta. Un estilo de chaqueta que nunca pasa de moda. Cuero negro y tachuelas doradas. Aunque no tenga pelos (ya que están tan de moda) abriga bastante aunque no lo parezca, puesto que tiene un interior bastante bueno y acolchado. Es una prenda vintage de Mango. Pienso que es la chaqueta perfecta para el outfit ya que da el toque cañero a un look bastante clásico y romántico.


Las medias, de Calzedonia, no muy opacas pero que abriguen. Negras es el color perfecto. Si estuviéramos en verano o primavera unas color nude no quedarían mal, siempre que la falda sea negra u oscura.

En cuanto al collar, junto con la chaqueta es bastante destacable, ambos elementos rompen la seriedad del outfit. Este complemento es grande para destacar una camisa tan básica como la blanca y con los colores negro y dorado, que dentro de lo rompedor, no se sale de lo básico y esencial del look.


En el caso del bolso, un básico marrón con un toque en la terminación de dorado. Un bolso ideal, sobre todo para el día. Al ser grande y pesar poco, sumado a la forma del asa para poder llevarlo en el hombro es un bolso bastante cómodo.


Es un bolso que he encontrado en las Rebajas de Parfois. Tienda que, personalmente, está entre mis preferidas para los complementos.

Los pendientes de estrellita, muy discretos de Vidal & Vidal, ya que al añadir al look un collar tan grande, es mejor un pendiente que no destaque mucho para evitar un estilo recargado.

Y por último, en cuanto al maquillaje: siempre base de maquillaje de Débora, duración 24 horas. Lo recomiendo, bastante bueno y no deja brillos. Añadiendo un toque mate siempre con una pasada de polvos de un tono más oscuro de Kanebo.

El colorete, siempre Boujoirs y colores rosados o tierra. Eyeliner y lápiz de ojos negro waterproof para la parte inferior, de Boujoir nuevamente.

Una leve sombra de ojos entre gris y negro, muy difuminada; mejor si no salimos de fiesta no recargar mucho.

Para rematar los ojos, un rímmel nuevo que estoy usando y me está gustando: Volumen Million Lashes Feline de L'Oreal.


Los labios con el color que se lleva este invierno y que he usado en anteriores outfit, tonos caoba, vino... Este es de Kiko y dura muchísimo puesto. Os recomiendo las barras de labios de esta marca.

Y, esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado el outfit y espero venir prontito con novedades.